Cuando estamos pasando por un mal momento económico muchas veces recurrimos a los préstamos personales ya que estos no brindan grandes beneficios. Sin embargo, no todo es color de rosa, gracias a que muchos de estos tienen cláusulas abusivas. El día de hoy te vamos a mostrar una pequeña lista para que conozcas las cláusulas abusivas en los préstamos personales.

¿Cuándo es abusiva una cláusula?

Son muchas la cláusulas abusivas que pueden presentarse al momento de una financiamiento personal. Desde hace un tiempo hasta en la actualidad, las entidades financieras se han encargado de añadir cláusulas que se tildan  abusivas en muchos de los financiamientos.

Puede ser considerada una cláusula como abusiva cuando se genera un desequilibrio importante entre ambas partes y también cuando la entidad no ha hecho llegar apropiadamente al consumidor la inclusión de estas cláusulas y los efectos que estos podrían traer más adelante.

Nuestra recomendación, es que como consumidor cuentes con un adecuado asesoramiento antes de pedir un financiamiento, para que puedas conocer perfectamente la obligación y las clausulas que se encuentran dentro del acuerdo.

¿Cuáles son las cláusulas abusivas de los préstamos personales?

cláusulas abusivas

TAE

Cuando hablamos de “TAE” estamos hablando de la Tasa Anual Equivalente, y es un índice que consiste en el costo total que tendrá un financiamiento personal. En pocas palabras, con el TAE podemos saber la cantidad de intereses que tendremos que cancelar, y hace referencia a un porcentaje que se calcula a través de una fórmula matemática creada por las leyes españolas.

Normalmente el TAE debería estar aproximadamente entre los 5%, pero el inconveniente está en que algunos prestamos rapidos personales cobran hasta un 20% o más de TAE. Esto generará que cuando hayamos cancelado el total del financiamiento, habremos pagado un monto mayor al que nos fue prestado y sin duda alguna, es de considerarse una cláusula abusiva.

Comisión de posición deudora

Otra de las clausulas abusivas que se presentan en los préstamos personales que tenemos que prestarle mucha atención es en la comisión de posición de deudora, también denominada deuda vencida o comisión por impago.

Esta comisión por impago consiste en un importe que las entidades cobran cuando no hay suficiente dinero al momento de pasar un cargo. Esta comisión se ubica normalmente entre los 15 y 50 euros, todo dependiendo de la entidad financiera donde se haya solicitado el préstamo

Interés de demora

El interés de demora en los financiamientos personales, es una cláusula que se cobra si se genera algún tipo de retraso al momento de cancelar una cuota. Hoy en día la ley señala que el máximo porcentaje anual de interés que se puede cobrar por esta cláusula es de 3,75%. Sin embargo, nos podemos encontrar con casos donde el monto cobrado por el interés de demora es de hasta un 30%.

Vencimiento anticipado

Una de las cláusulas más peligrosas que pueden existir en los préstamos personales es el vencimiento anticipado, ya que establece que la entidad financiera tiene la disposición de reclamar el total de la obligación pactada (incluyendo las comisiones y los intereses), si el cliente no cumple las obligaciones como se dictaminó.

Principalmente esta cláusula abusiva hace referencia al impago de varias o una cuota, dándole la oportunidad al banco de resolver el contrato y reclamar el monto total del capital restante. Es una clausula bastante peligrosa, gracias a que una entidad no está en disposición de exigir toda la obligación por tan solo una falta de pago.

Con el vencimiento anticipado son muchas las personas que han  tenido inconvenientes serios para poder cumplir con las cuotas del financiamiento.

Comisión de apertura

Existen ciertos tipos de incógnitas con respecto al abuso que existe en la comisión de apertura, que es una cantidad de dinero que los bancos y entidades financieras cobran al usuario al momento de optar por un financiamiento.

El monto de la comisión de apertura puede estar entre el 0.4% y los 3%, donde el banco los justifica como una comisión que es utilizada para lidiar con los gastos de administración y gestión que se llevan a cabo al momento de conceder el financiamiento.

Esta comisión es considerada como una especie de clausula abusiva, gracias a que el usuario no optar por ella en ningún momento. Además, el banco no especifica las gestiones que cubre esta comisión.

Por leer este post te recomendamos: Prestamos En El Acto Sin Requisitos