¿Qué debemos tomar en cuenta a la hora de pedir un préstamo?

Pedir préstamos puede ser algo sencillo si tenemos el aval y todos los requisitos a la mano, pero muchas veces nos apresuramos en entregar la documentación y no verificamos los soportes que nos piden, lo cual puede ocasionar que nos rechacen nuestra solicitud.

Lo ideal es sincerarnos con nosotros  y evaluar cuál es nuestra condición económica actualmente, revisar los gastos fijos que tenemos durante el mes y los ingresos que percibimos normalmente. Esta diferencia entre ingresos y gastos nos debe dar nuestra capacidad de pago; si la misma está por debajo del monto que debemos cancelar mensualmente entonces debemos reconsiderar la idea de endeudarnos.

Por otro lado debemos ver cuáles tipo de intereses son los ideales para nosotros, existen dos modalidades en este sentido, una que es de interés fijo y otro que es el variable. El primero nos garantiza que siempre nuestra cuota va tener el mismo monto hasta que terminemos de cancelar por completo el crédito, mientras el interés variable va a sufrir cambios dependiendo del indicador que exista en el momento de cancelar. 

Cuidado con ofertas engañosas en los créditos

Por otro lado debemos prestar mucha atención con las ofertas extremas que nos ofrecen o acaso ¿no han visto algunas empresas que garantizan un préstamo con el 0% de interés? Suena interesante, pero tampoco debemos salir apresurados a dar un sí para recibir el dinero.

En este último caso uno de los grandes problemas que se presentan es que es cierto que no cobran intereses, pero hacen referencia al TIN, a largo plazo vamos a tener que pagar otro tipo de comisiones que pueden acarrear gastos superiores a un crédito normal.

El mejor secreto es pagar a tiempo nuestras deudas

Por otro lado hay que intentar pagar nuestras cuotas en su debido momento, los intereses de mora pueden ser superiores a lo que pensamos, lo cual se puede convertir en todo un riesgo, donde puede ir creciendo nuestra deuda y obligar al banco a que le abonemos con algunos de los bienes en garantía. 

Lo ideal debe ser que solicitemos nuestro crédito a una entidad bancaria o empresa que tenga buena reputación en el mercado; eso nos garantiza que no van a existir sorpresas en los documentos que firmamos, por otro lado debemos prestar atención a cada una de las cláusulas que se nos presentan y no precipitarnos; tomemos el tiempo correspondiente para leer y analizar. 

Dedica tiempo a buscar las mejores condiciones

Más allá de aceptar una oferta engañosa debemos dedicar tiempo a conseguir la mejor opción que hay en el mercado, de hecho podemos consultar a nuestros amigos como les ha ido con determinado tipo de crédito. 

Lo otro que podemos hacer es revisar y comparar las tasas de cada una de las entidades, las exigencias que colocan, requisitos y así medir la mejor opción que podemos tener. No olvidemos que hoy en día tenemos una gran herramienta que es internet, donde vamos a poder ver las diferentes comisiones e intereses que se ofertan para los préstamos. Adicionalmente existen herramientas que son simuladores de créditos, las cuales nos van a permitir ver el comportamiento de nuestras cuotas, intereses y abonos en el tiempo.

Cuidado con las vinculaciones de los préstamos

Son muchas las entidades que ofrecen unas buenas condiciones y políticas a la hora de otorgar los préstamos con la condición de que tengamos acceso a otro tipo de servicios, el mismo puede ser por ejemplo un seguro, lo cual puede incurrir en un gasto que no está en nuestro presupuesto; por eso insistimos no debe apresurarse a la hora de hacer una solicitud. Averigüe, pregunte y luego tome la decisión.

A mayor cantidad de cuotas aumenta el interés

Sin duda que la idea de muchos es cancelar la cuota menor posible, pero en la medida que esto sucede el interés del crédito va a aumentando. Lo ideal es sacar la cuenta correspondiente, para medir que es lo que más nos conviene. 

Finalmente te debemos recomendar que te hagas todas las preguntas que creas conveniente en el caso: ¿Cuánto realmente necesito para cubrir mi necesidad? ¿En cuánto me quedaría la cuota por pagar? ¿Cuántos meses voy a solicitar para pagar mi crédito? ¿Tengo disponibilidad para cubrir esta cuota holgadamente? 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*